Hoy en La Aldea cosechamos este chinchayote, ¿lo conoces?

El Chinchayote (del náhuatl tzintli, lo de abajo, y chayotli, chayote). También conocido como cueza, camote de chayote, chayotestle, chayotextle (chayotli, chayote, y de textli, harina o polvo). Nombre científico Sechium edule

Como su nombre lo dice es la raíz de la planta del chayote, un tubérculo rico en fécula, de piel café clara y pulpa blanca y firme, similar a la de la jícama y la yuca.

El tamaño varía; algunos chinchayotes pueden ser muy gruesos y largos, que rebasan los 12 cm de diámetro y los 40 de largo. La forma de cosecharse es escarbar junto a la planta de chayote, una vez pasada la cosecha de otoño. Es importante tener cuidado de no extraer demasiada raíz porque la planta puede morir.

El chinchayote se usa en varias cocinas regionales de México. La forma más común de consumirla es capeada y servida en caldillo de jitomate. La raíz se cuece, se rebana y se rellena con queso para hacer una especie de empanada capeada con huevo, frita y luego sumergida en la salsa. En San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, se llama cueza capeada; en Veracruz, tortitas de chinchayote, acompañadas de arroz y frijoles negros.

En Sahagún, Michoacán, se pela y se muele para hacer una harina que se utiliza para espesar guisos y atoles.

No te pierdas la oportunidad. Programa tus fechas para visitarnos. Información en laaldeaavandaro@gmail.com